miércoles, 17 de abril de 2013

... de pronto: un sendero especial ...



A veces el sol baja al jardín e insiste en zambullirse entre mis adoradas margaritas ... ; curiosamente paso cerquita de ellas y siento una brisa tibia que las convierten aún más maravillosas iluminándome, quién sabe ... como si las hadas estuviesen también allí ...y entonces ... de repente con sólo mirarlas, alguien dibuja en mí una sonrisa ... no hay dudas ... Dios bajó el sol a mis pies ...

9 comentarios:

  1. Que lindo,Mariana! Um beijo,tudo de bom,chica

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso lo que nos has regalado.
    Esa sencillez de la inmensa naturaleza es deber de cada uno saberla vivir.

    Gratisimo saber que has regresado, se te extrañaba.

    Cariños

    ResponderEliminar
  3. PRECIOSO MARIANA
    LAS FLORES SON VIDA PARA EL ALMA.
    ME ALEGRA VERTE AMIGA.
    MUCHOS BESOS

    ResponderEliminar
  4. Precioso Mariana, flores sencillas y palabras maravillosas.
    ¡Felicidades!
    Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Soy nueva por aquí, y me ha encantado tu entrada, qué bonita, me encantan las margaritas, son sencillas y preciosas. Me hago seguidora de tu blog,me ha gustado el texto. Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. MUY LINDO MARIANA, ME ENCANTAN LAS MARGARITAS.
    UN BESO.

    ResponderEliminar
  7. Maravilloso escrito.

    En el blog de josefa hay una entrada nueva que te gustará. Espero con ilusión tu amable visita.

    ResponderEliminar
  8. Mariana me encantó tu blog! La selección de escritos es estupenda y demuestra la calidez de tu "hacer". Cariños.

    ResponderEliminar

..."cada vez que llegas hasta aquí, un Arco Iris de estrellas une tu corazón al mío"...