lunes, 16 de mayo de 2011

...

Sensibilidad y delicadeza... ; huyes, si adviertes que te hieren el corazón con palabras vacías y corres sin deternerte hacia el lugar elegido...allí las flores, el prado y los soles...allí las palabras con sentido y tiempo...sin apuros...



imagen de Google

13 comentarios:

  1. Hola Mariana,unas palabras preciosas. Saludos

    ResponderEliminar
  2. LA VIDA ES SIEMPRE UN REFUGIO SEGURO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. Precioso Mariana, tienes una sensibilidad llena de poesía.
    Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  4. esta asturiana amiga y admiradora te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de sumergir nuestra alma en el bellisimo manantial de tus bellisimas letras nacidas de un alma sensible y dulce de Poeta, un besin muy muy grande.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso, el alma necesita de esa hída para prevalecer.
    Eres sensibilidad pura lo que nos regalas y nuestro ser intimo revive.

    Cariños

    ResponderEliminar
  6. Hola que lindo recicbir tu comentario en mi blog :) el primero despues de casi un años que no publicaba.

    Muchas gracias, tu blog es muy calido, te sigo.
    Nos leemos!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Ah que delicadeza Mariana !
    A sensibilidade é toda sua em escolher palavras e imagens doces que transmite o
    seu momento.
    Obrigada pela simpatia de sempre.
    um abraço bem brasileiro

    ResponderEliminar
  8. Transmites... paz, Mariana.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  9. Esto es lo que estoy haciendo desde hace tiempo. Huyo al campo donde me refugio en el verde de los árboles.
    Gracias por tu comentario, Mariana.
    Un beso y un fuerte abrazo para ti,

    ResponderEliminar
  10. Amiga Mariana, como un lago de nenufres, invades las almas. Cuidate y reparte la belleza de tus palabras.
    Un abrazo, Jecego.
    PD. Puedes ver mi otro blog de Apuntes para la Salud.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu visita, si nosotros comprendemos que es una grata tradicion, porque se pone a asar aquello que cada uno aporta, por lo menos asi lo hacemos en la familia y luego.....todos goozamos de compartirlo.
    Tambien asamos verduras y quedan riquisimas.

    Cariños

    ResponderEliminar
  12. Hola, Mariana. A veces, seres humanos podemos asemejarnos al cervatillo..corazones sensibles que huyen del dolor...o más bien, que huyen doloridos...en busca de un lugar donde reine la paz y la sonrisa.
    Siento la tardanza. Tengo ahora muy poquito tiempo. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Bella entrada con palabras intensas y profundas llenas de sensibilidd y dulzura. Eres maravillosa.¡Felicitaciones!
    A mi regreso, luego de una ausencia prolongada, dejo mi abrazo incondicional de siempre.

    ResponderEliminar

..."cada vez que llegas hasta aquí, un Arco Iris de estrellas une tu corazón al mío"...