lunes, 17 de enero de 2011



" Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta ."


Desconozco el autor de este pensamiento pero qué gran verdad lleva consigo...

15 comentarios:

  1. ..muy bonito Mariana...
    te dejo un beso y ojalá hayas comenzado un bello año!!

    Bárbara

    ResponderEliminar
  2. Qué bella reflexión, Mariana. Creo que eso es consecuencia de que realmente amamos cuando nos regalamos a nosotros mismos, donamos nuestro ser en el encuentro con el otro, y la atención está centrada en ese dar incondicional. Cuando lo hacemos así, podemos reconocer en el otro a nuestro igual, no a alguien que tiene que "completarnos". Gracias! Pablo

    ResponderEliminar
  3. Coincido contigo plenamente.
    Ojalá todos lo pudieran comprender, no existirían tantas separaciones o relaciones frustradas.
    Abrazo.
    Alicia

    ResponderEliminar
  4. Si pudiéramos llevarlo a cabo...

    abrazo y buena semana :)

    ResponderEliminar
  5. Mariana, acertada reflexión, que tengas un buen año. Maruja.

    ResponderEliminar
  6. Muy belo, Mariana. Isso é uma forma de aceitarmos as nossas próprias imperfeições também. Tudo fica mais fácil. E nós nos tornamos mais abertos , mais receptivos e mais doadores. Meu abraço. Paz e bem.

    ResponderEliminar
  7. Muy bello y acertada reflexión Mariana. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Un pensamiento con varios giros.Puede contener virtudes como la tolerancia, la paciencia,la comprensión,incluso el amor.
    Por otro lado se dan casos en que afirmar tal cosa es un sofisma.Pues el mundo nos enfrenta a personajes que no tenemos porqué soportar, y algunos que podemos incluso celebrar no volverlos a ver.Así, Einsteinianamente, todo es relativo.

    ResponderEliminar
  9. Cómo cambiaría el mundo si las personas pudiesemos cumplir esa premisa que escribes...
    Abrazo fuerte. Jabo

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado tu página y lo que he leido en ella...mis felicitaciones...un saludo

    ResponderEliminar
  11. Uf que difícil es eso.
    Porque el amor pasional es ciego, pero el AMOR con mayúsculas tiene una claridad visual impecable.
    Amar a las personas imperfectas si, porque el AMOR es perfecto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Siempre digo que en la imperfección está la perfección. Porque cuando amas de verdad aceptas virtudes y defectos, aciertos y errores.
    Esa frase me encantó.
    Mariana, un beso y un enorme abrazo desde mis increibles imperfecciones.

    ResponderEliminar
  13. Me permito hacer un comentario sobre algo que se reitera en varios comentarios previos, que se refieren a "si pudiéramos" lograr esto, lo difícil que es. Creo sinceramente que para poder lograr esto, debemos, en primer lugar, decidir lograrlo, y no esperar que ocurra por alguna razón externa a nosotros. Nada de afuera nos puede poner dentro que nos lleve a amar así. Somos nosotros quienes conscientemente podemos elegir hacerlo. Que sea difícil, puede ser. Los cambios personales lo son, y hay que comprometer el propio ser con paciencia y persistencia en ello si queremos hacerlo. También es difícil permanecer en la insatisfacción, con la diferencia que, aquí, nunca llegaremos a otra etapa posterior más satisfactoria.
    Hay otro punto, referido a las "clases" de personas con que nos relacionamos. Creo firmemente que nuestras relaciones son espejos nuestros. Difícilmente nos relacionemos con gente que no tenga nada que ver con nosotros, como mínimo tendrán que ver con lo que tememos, creemos, esperamos. Uno puede desear lo mejor pero esperar lo peor, y así se cumple. Creo que centrándonos y mejorándonos nosotros mismos, serán mejores las relaciones que entablaremos. Gracias! Pablo

    ResponderEliminar
  14. ¡Que verdad¡.Nadie es perfecto,pero es esa imperfeccion la que dignifica al ser humano.Besos de luz.

    ResponderEliminar
  15. Maravillosa reflexión sea de quien sea.
    Besitos.

    ResponderEliminar

..."cada vez que llegas hasta aquí, un Arco Iris de estrellas une tu corazón al mío"...