miércoles, 2 de junio de 2010

"Fluir de la VIDA"...


Un hermoso sendero...sembrado de hojas secas, llenas de historias...porque han cumplido su ciclo y comienzan uno nuevo, nutriendo la tierra, mimándola silenciosamente hasta volver convertidas en retoños...;el frío intenso, las lluvias, los vientos no hacen más que darles fortaleza...tal vez cambian de sendero, pero siempre nos sorprenden con la sublime misión otorgada, que sólo se traduce en el maravilloso acto de estar siempre ahí...aguardando a que las observes ...

Hay etapas en la vida que parecemos ausentes...pero como las hojas, siempre estamos ensayando nuevas maneras de dar amor, contemplando las circunstancias, para no invadir, para respetar los tiempos de los demás y también "los propios"...sólo falta que "nos descubran" en la difícil misión de acompañar silenciosamente sin entorpecer, sin establecer códigos...dejando simplemente "fluir" la vida, convencidos de que el AMOR siempre "ahí estará"..."matizado tal vez"...pero siempre estará.

17 comentarios:

  1. Retirarse un poco es bueno para que a veces, acostumbrados a la presencia de uno, sepan con nuestra ausencia que siempre estuvimos ahí y que a pesar de no estar en esos momentos, el sentimiento nunca deja de estar en nosotros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita tu reflexión, querida Mariana, filosófica y poéticamente. Nosotros, los seres humanos, en realidad no somos mucho más que las hojas. Algo más, sí, un "algo más" infinito y eterno, pero nuestro papel, mientras discurre el tiempo, no es má saludable, ni quizá tampoco más fructífero que el de las hojas. Y eso, pese a haber caído de los árboles. Un beso, Mariana. Siempre es un placer volver a encontrarte. Luis.-

    ResponderEliminar
  3. Hermoso texto Mariana, gracias por compartirlo.
    Somos Uno, acuerdo tambien con Luis, no somos tan distintos a las hojas...
    Dejemonos fluir.
    Abrazo de luz, Mirta

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mariana por compartir este post!!! me gustó mucho.... Besotes!

    ResponderEliminar
  5. Que bom te-la de novo Mariana
    Estava com saudades,demais.
    O amor é nosso maior bem , deixemos fluir nas nossas vidas.
    abraços Mariana seja bem vinda

    ResponderEliminar
  6. Muy acertada tu apreciación sobre esos momentos en los que parecemos desaparecer, siempre he creido que son esos momentos los que luego nos permiten resurgir con nuevas energías, nuevos objetivos y nuevo amor que entregar
    Un saludo Mariana

    ResponderEliminar
  7. Muy bonita tu entrada, a mí tambien me hacen Pensar las hojas de colores que mueren en cada Temporada.

    Un abrazo fuerte desde mi librillo.

    ResponderEliminar
  8. El tiempo pasa y siempre nos sorprende, todo se renueva, solo hay que ser paciente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hola de nuevo. Esta vez quiero decir que tengo algo para ti en mi blog.

    http://aquientrenosotras.blogspot.com/2010/06/premio-amigos-en-la-red.html

    Saludos y espero te guste.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta ese sendero laaaargo que sólo puede conducir a un lugar maravilloso, me gusta su luz, me gusta su quietud y me gusta vernos caminar agarradas por el brazo compartiendo ... hoy te voy a cantar porque me apetece, como en mi blog ... ME PARO A MEDIO CAMINO PARA COMPARTIR CONTIGO AQUI, SUENA EL RUN-RUN DE MI CORAZÓN ... muacc

    ResponderEliminar
  11. Mariana!!!
    Saber de ti produce antes de leerte un sinfín de emociones.
    Excelente reflexión....el amor siempre, eternamente...un latido, un suspiro...una hoja que vuela y otra que cae....
    El amor como el otoño nace y se deshace...y se vuelve a reinventar...
    Un beso corazón y sigue por estos lares que llamamos transparencia...
    Salud para toda tu familia.

    ResponderEliminar
  12. Caríssima Mariana

    Quiçá, nós seres humanos aceitássemos a vida como ela é, assim como as folhas e toda a Natureza. Entretanto, fomos dotados de uma consciência que se distancia de nossa verdade como partes de um Todo Universal e nos tornamos apegados demais às coisas do mundo. O amor nos redime e nos reaproxima da essência divina. O amor, apesar de seu carater humano, é a presença de Deus em nós.
    Gostei muito das tuas reflexões e, a partir de hoje, te sigo.
    Convido-te para visitar meu blog e, quem sabe, seguir-me se for do teu gosto.
    Uma semana feliz e proveitosa.
    Beijos.

    ResponderEliminar
  13. Es el ciclo de la vida, de la naturaleza, hojas caen, se descomponen y sus sales minerales serán absorbidas en una nueva etapa, para volver a crear vida.

    "en la difícil misión de acompañar silenciosamente sin entorpecer, sin establecer códigos...dejando simplemente fluir la vida... me ha encantado.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  14. Mariana fue un placer encontrarme con tu blog, es maravilloso todo lo que en el publicas, me encanto.te sigo.
    besitos para ti

    ResponderEliminar
  15. Estou muito feliz com a tua presença.
    Por favor, apareça sempre, pois serás sempre bem vinda.
    Beijos.

    ResponderEliminar
  16. Amiga Mariana; precioso pensamiento. Saber esperar; la vida solo es eso, siempre esperado para renovarse, como las plantas y sus hojas.

    !Que bonito es saber esperar¡
    Me encantó tu blog, y tambien su contenido.
    Felicidades.
    Jecego.

    ResponderEliminar
  17. Me encanta verte aquí, temí que te alejaras.
    Es difícil saber esperar, sobre todo cuando el horizonte se viste de oscuro.
    Pero es sabia la templanza.
    Mariana, gracias, siempre compartes vitalidad.
    Muchos besos amiga.

    ResponderEliminar

..."cada vez que llegas hasta aquí, un Arco Iris de estrellas une tu corazón al mío"...