lunes, 5 de abril de 2010

Pensamiento

"Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y el mar"...

Khalil Gibrán

16 comentarios:

  1. Hermoso pensamiento gracias por compartirlo..



    Bello disfrutar de tus letras.


    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mariana, me gusta mucho K. Gibran.
    Será que somos "sagrados"? Tal como Somos Uno?
    Un fuerte abrazo de luz, Mirta

    ResponderEliminar
  3. Debe haber...

    Mariana, gracias por su atención y apoyo a mi blog!

    Hug: Jefhcardoso

    ResponderEliminar
  4. algo habrá... seguro... Nunca había leido este pensamiento de Gibran... Gracias por compartirlo!! Abrazos de Luz!

    ResponderEliminar
  5. Claro que lo hay...es un gran conservante,ejemplo lo tenemos en la salazón de las carnes...aparte del gran poder cicatrizante...

    Gran reflexión amiga.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Mariana,muchísimas gracias por tu comentario en mi laberinto..tanto el mar cómo las lágrimas son parte de un todo...
    Besos.
    Morgana.

    ResponderEliminar
  7. Precioso, Mariana. Debemos tener mucho en común con el mar: el agua, la sal... Y tal vez nuestra insistencia en llegar a la orilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Es curioso...relacionar las lagrimas y el mar...la emoción y la madre...gracias por este pensamiento que nos regalas, Mariana

    ResponderEliminar
  9. Y en cada poro de nuestra piel ... gracias Mariana! Muacc

    ResponderEliminar
  10. es verdad es curioso que en las lagrimas este la sal ...bien pensado ...gracias por tu visita y buena semana
    besos
    Marina

    ResponderEliminar
  11. Pensamiento hermoso y cuan cierto.
    La sal ... acompañando nuestra vida en diferentes formas y dándonos mucho.

    Cariños y buena semana

    ResponderEliminar
  12. Excelente frase, la relación del agua del mar con nuestras lágrimas, será que por eso me gusta tanto el mar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. También está en la sangre (Na) y si la cantidad es muy pequeña, puede crear graves problemas, desde hipotensión hasta convulsiones.

    Ya sé que lo que digo no es poético, pero si te pasas un momento por mi blog, leerás un relato que hoy me ha salido muy sentimental.

    Un saludo Á

    ResponderEliminar
  14. Mariana se nota que eres tan sensible y generosa.
    Muy bonito el pensamiento de la sal, yo solo sabia que era dañina para la hipertension jajaja.
    cariñosos abrasitos

    ResponderEliminar
  15. Gracias por devolverme la visita.

    Un placer haberte descubierto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Será que el mar es un océano de lágrimas. De todas nuestras lágrimas.
    Me ha encantado!
    Un besazo

    ResponderEliminar

..."cada vez que llegas hasta aquí, un Arco Iris de estrellas une tu corazón al mío"...