martes, 10 de febrero de 2009

"Cerrar círculos"


Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistís en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario, perdés la alegría y el sentido del resto.
Cerrar círculos, o cerrar puertas, o cerrar capítulos.
Como quieras llamarlo, lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos de la vida que se clausuran. ¿Terminó tu trabajo?, ¿se acabó la relación? ¿ Ya no vivís más en esa casa? , ¿ Debés irte de viaje?, ¿ La amistad se acabó?
Podés pasarte mucho tiempo de tu presente " revolcándote" en los " por qués", en tratar de entender por qué sucedió tal o cuál hecho.
El desgaste va a ser infinito porque en la vida, vos, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos abocados a cerrar capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.
No podemos estar en el presente y añorar el pasado.
Ni siquiera preguntándonos por qué.
Lo que sucedió, sucedió y hay que soltarlo, hay que desprenderse.
No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere vincularse con nosotros.
No. ¡ Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja. El pasado ya pasó. No esperes que te devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién sos.
Soltá el resentimiento; encender " tu televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte mentalmente, envenenarte y amargarte.
La vida está para adelante. Porque si andás por la vida dejando " puertas abiertas",, por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción.
Noviazgos o amistades que no se clausuran, posibilidades de "regresar", necesidades de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencio que las invadieron. Si podés enfrentarlos ya y ahora, ¡ hacélo! ; sino dejalos ir...cerrá capítulos.
En la vida nada se queda quieto, nada es estático.
Es salud mental, amor por vos mismo, desprender lo que ya no está en tu vida.
Recordá que nadie es indispensable.
Es un proceso aprender a desprenderse.
Es costumbre, apego, necesidad.
Pero...cerrá, clausurá, limpiá, tirá, oxigená, desprendete, sacudí, soltá.
Cerrá círculos.
Hay muchas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad. ¡ Esa es la Vida!
( Este texto pertenece a "Desayuno Continental" entre muchas otros más, leídos al comenzar la mañana por la Emisora de Radio Continental.)

2 comentarios:

  1. BUENISIMO MARIANA.... Y ES VERDAD, UNO A VECES SE AFERRA A COSAS O A PERSONAS QUE NO TIENEN SENTIDO. HAY QUE QUERERSE, VALORARSE, RESPETARSE UNO MISMO PARA DESPUES PODERLO Y SABERLO HACER CON LOS DEMAS.HACE BIEN SE VEZ EN CUANDO ESCUCHAR O LEER ESTAS COSAS PARA DARSE CUENTA QUE A TODOS NOS PASAN, PERO HAY QUE SABER PONER EL LIMITE A TIEMPO. SOMO SERES MARAVILLOSOS Y TENEMOS QUE APRENDER A QUERERNOS.

    ResponderEliminar
  2. Olá! Muito obrigada pela tua mensagem no meu blog e pelo selinho! Gosto muito das mensagens do teu blog. Muito obrigada pelo carinho e apoio. Fiquei muito feliz.
    Beijinhos

    ResponderEliminar

..."cada vez que llegas hasta aquí, un Arco Iris de estrellas une tu corazón al mío"...