lunes, 5 de enero de 2009

Nenúfares...un hada "soñada"...

Hace poco más de un año que escribí esta historia para participar en una Emisora de Radio , cuyo premio era viajar al lugar que más deseabas...por supuesto...mi historia no figuró...había otras bellísimas...igual me gratificó el hacerlo y nunca creí, que HOY la esté escribiendo en mi reciente blog...
La protagonista de mi historia es una abuela de sesenta años de cabellos dorados con hilos de plata, de ojos claros como el agua cristalina.
Elegí un nombre para ella : "Nenúfares" como mi flor preferida...

..."-Un océano inmenso divide sus amores pequeñitos-grandes...ella es sumamente tierna y dulce, muy ligada en sus entrañas a Jesús, agradecida y sorprendida en cada instante de la vida, en cada suceso en la Naturaleza, en el Universo y en la vida cotidiana de las personas...
No pudiendo concretar sus sueños, Nenúfares se convierte en hada todas las noches de luna plena y serena...y viaja sobre las olas del océano, sorprendiéndo a sirenas conversando sobre las rocas de la playa; despertando a las gaviotas dormidas sobre un madero de alguna isla cercana, quién sabe...ella felíz cantando alguna dulce melodía, con un vestido de gaza azul y estrellitas, con sus cabellos dorados y plateados viaja por los cielos, cruzando el inmenso océano...llega por fin al destino de sus sueños, aún queda un tramo por recorrer...la playa de Vilanova ILa Geltrúd la recibe y una hermosa dama de largos cabellos le da la mano y sólo existe el diálogo del corazón y las sonrisas...le indica el camino, la hermosa dama misteriosa y como un haz de luz, vuelve a su refugio, el vientre de un Gran Toro, inmóvil y desafiante frente a las olas.No había tiempo de preguntar y de comprender el por qué de su soledad y su encierro tan particular.Sólo sale en las noches de luna plena y cielo sereno a recibir alguna que otra abuela" que aprendió a volar"...Nenúfares supo en aquel instante, que no era la única y quedó atrapada en el misterio de la hermosa dama de la playa y su centinela el Toro.Se prometió a sí misma, volver sobre esta historia.
Nenúfares sigue su viaje, ahí nomás cerquita está entre montañas la "Selva Maravilla", allí donde los pinos están llenos de ardillitas, que juegan a las escondidas todo el tiempo, que los duendes salen por las noches de luna a enamorar quién sabe qué flores nocturnas, que como las nenúfares embellecen la noche.Allí sobrevuela silenciosa, derramando bendiciones para ese
"pedacito de su alma", Nacho, su nietecito más pequeño...y vuela en derredor dejando una estela de estrellitas imperceptibles caer sobre la Selva...sólo el alma sabe de estas mágicas cosas, allí...hay muchos motivos para quedarse...pero debe regresar...
La dama misteriosa de la playa, la saluda con un beso cómplice de su aventura y la invita a volver...
Nenúfares todas las noches, se convierte en hada y "vuela" por aquí cerquita y por allá a lo lejos...sólo porque está "viva"aprendió también a "volar" con la imaginación y un corazón de niña"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

..."cada vez que llegas hasta aquí, un Arco Iris de estrellas une tu corazón al mío"...